EMPRENDIENDO THE SOCIAL NETWORK

El otro día estuve viendo The Social Network, la película sobre la corta vida de Marck Zuckerberg y su negocio, que me imagino todos conoceréis.

Muchos post se han escrito a éstas alturas sobre el tema… que si me ha gustado, que si no me ha gustado, que si este tipo es un tal o un cual… Aproximadamente unos 25 millones de resultados si pones “the social network” en el buscador de blogs de google.

Muchos abundan el la psique del protagonista, en la soledad del programador, en que si es una víctima, o en cómo una persona tan despreciable y negada para las relaciones sociales ha sido capaz de crear la mayor red social del mundo.

A mí personalmente lo que me llama la atención es la gran inclinación al emprendimiento de la juventud americana que se plasma en la película; en algún momento de la película, alguien dice que todo el mundo en Harvard tiene una idea de negocio que quiere poner en marcha. Los personajes abordan con una gran facilidad conversaciones sobre montar empresas e ideas de negocio y asociaciones para ponerlas en marcha.

Los dos socios fundadores cogen sus maletas y se plantan en Nueva York a buscar inversores y a hablar con líderes de opinión (uno de ellos finalmente acaba siendo socio de la organización).

Hablan con naturalidad de planteamientos estratégicos, expansión del negocio o necesidades de financiación. Llega un momento en el que deciden contratar una serie de personas y desplazarse directamente a California a establecer la empresa.

Qué queréis que os diga, me dio muchísima envidia… todavía no se si envidia sana, o envidia cochina, pero envidia al fin y al cabo. Realmente en España estamos a años luz de éstos planteamientos; el otro día leía un artículo de El País, en el que se explicaba que el aumento del paro ha aumentado las aspiraciones a ser funcionario… en lugar de aumentar las aspiraciones emprendedoras; debido a la enorme reducción de costes de emprendimiento (hoy en día montar una empresa de servicios es relativamente barato, por no hablar de empresas de base tecnologica), no debería ser al revés? al no existir posibilidades de trabajo por cuenta ajena, lo suyo es intentarlo por cuenta propia, o es que no tenemos nada que ofrecer.

Por otra parte, también tiene que ver con la tolerancia al fracaso, totalmente diferente en el mundo anglosajón que en España; empecemos a admirar a emprendedores que han fracasado, sobre todo si lo vuelven a intentar.

No estaría de más que desde las universidades. instituciones y otros organismos se pusiesen sistemáticamente en marcha programas de motivación emprendedora; aunque ya se están haciendo cosas al respecto, queda mucho camino por avanzar en cuanto al fomento de la competitividad y la iniciativa empresarial; espero que estemos en el buen camino, y que algún día la juventud universitaria (o no universitaria), puedan codearse con los Marck Zuckerberg del mundo y hablar de tú a tú sobre inversiones, expansión del negocio… o no?, o, vosotros qué pensáis?

Un saludo,

Pepe Moral

DeliciousEmailTumblrLinkedInTwitterFacebookPinterest

2 thoughts on “EMPRENDIENDO THE SOCIAL NETWORK

  1. Tienes razon Pepe, aqui estamos a años luz de los pensamientos emprendedores de los norteamericanos, yo incluso creo que pensamos que eso solo ocurre en las peliculas. Yo tarde mas de un año en decidirme a montar mi empresa.

    saludos

    1. Qué tal, Miguel Ángel? qué bueno verte por aquí! bienvenido, y perdona por haber tardado tanto en contestarte.
      Lo importante es que al final te decidiste a ello, y te va razonablemente bien; creo que poco a poco se van haciendo esfuerzos desde diferentes ámbitos para que la gente comience a perderle el miedo a emprender, y sobre todo, uno de las barreras más importantes, es el miedo al fracaso.
      En tanto en cuanto no tomemos conciencia de que no pasa nada por equivocarnos, y que puede ocurrir, controlaremos más los riesgos y podremos ir para adelante ante cualquier circunstancia.
      Un abrazo,
      Pepe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *