NO VOLVÁIS A TRABAJAR… NUNCA!!

Muy buenos días,

me he propuesto para éste nuevo curso escolar no volver a descuidar mi casa… mi blog… tratando de encontrar algún tema sobre el cual escribir en ésta nueva temporada, me he encontrado con una auténtica maravilla de vídeo sobre la creatividad, recomendado directamente por @davidlillo, fundador de milrayas, que de ésto, sabe un rato.

En la entrevista, Ken Robinson, defiende que todos podemos ser creativos mientras pongamos los siguientes ingredientes:

1. Elemento: hay que buscar aquello que nos hace “estar en nuestro elemento”; el elemento es aquello que nos motiva, y sin lo cual no podemos vivir. Es importante intentar dedicarnos en la vida profesional a aquello que esté íntimamente relacionado con nuestro elemento.

2. Pasión: una vez en nuestro elemento, la pasión casi viene por añadidura; cuando estamos en nuestro elemento, perdemos la noción del tiempo investigando, practicando, estudiando sobre el tema, y automáticamente, dejamos de trabajar. Deja de ser un vehículo para ganarnos la vida, y se convierte en el medio que nos proporciona la energía para seguir.

3. Conocimiento de las herramientas: a medida que abundamos en nuestro elemento, vamos conociendo cada vez más las herramientas para el desarrollo de nuestro trabajo y las posibilidades y combinaciones que tiene.

4. Riesgo: con los tres ingredientes anteriores, sólo falta tener una pequeña inclinación al riesgo, otorgada por la seguridad que nos da el conocimiento de las herramientas, para probar a intentar hacer las cosas de manera distinta, que es, en definitiva, ser creativo.

En definitiva, todos podemos ser creativos en nuestro elemento y con el grado de conocimiento adecuado que nos proporciona la pasión, y así, la inspiración y las ocurrencias creativas nos abordarán en cualquier momento, o no?, o, vosotros qué pensáis?

No dejéis de ver el vídeo; sólo dura 28 minutillos de nada, y los ejemplos y explicaciones de Ken Robinson son infinitamente mejores que las mías… Además, así, sabréis el sentido de la frase  “…BASTA DEL NUMERITO DE LAS MANOS…”; y me contáis…

 

DeliciousEmailTumblrLinkedInTwitterFacebookPinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *