Pensando en Empender….

… pero… emprender es montar una empresa?

Emprender es lo tuyo, y últimamente estás pensando muy seriamente en poner en marcha ese proyecto que te ronda por la cabezota….

Enhorabuena, ya eres,  según el informe GEM de Castilla la Mancha presentado hace un par de días en Toledo, y teniendo todo el reparo y respeto del mundo a la interpretación de la estadística que pudiese hacer @malaprensa sobre el tema, como el 10,6% de los castellano-manchegos que tienen intención de poner en marcha una actividad empresarial en los próximos dos años,

Sin embargo, tener la intención de emprender, no es lo mismo que hacerlo; de hecho, según el mismo informe, la tasa actividad emprendedora de la región se sitúa en torno al 5,7%… qué ha pasado con el resto?

Emprender es comerse el mundo
¡Emprender es comerse el mundo!

Qué impide a ése potencial 5% de la población a emprender realmente? Según comentan los expertos entrevistados en el mismo informe, en la región de Castilla la Mancha ocurren una siguientes “insights” que impiden un mayor desarrollo del emprendimiento:

  • Falta de educación y cultura emprendedora: claro! es evidente que llevamos muchos años al amparo de la subvención… y en cuanto a la educación…
  • La principal motivación es por incrementar ingresos, en lugar de por conseguir una mayor independencia…. queremos ser más ricos y menos reyes que el resto de los españoles?
  • Existe falta de financiación, transferencia tecnológica, política fiscal y excesiva burocracia: no os suenan a excusas?
  • En CLM se fomenta la innovación por la actividad y no por la educación: me suena a que entronca con el segundo punto… nos lanzamos a emprender cuando pensamos que hay una oportunidad de generación de ingresos.

Esperaremos a ver cuáles son las conclusiones del informe 2013 para poder comparar, pero sinceramente pienso que todos los puntos se reducen a un fallo cultural conceptual en el que confundimos emprender con montar una empresa.

Bajo mi punto de vista, si realmente queremos poner esfuerzos y que la burbuja del emprendimiento entendido como montar empresas y generar autoempleo no se pinche antes de tiempo, yo trabajaría en dos aspectos fundamentales:

1. Cultura y educación en iniciar proyectos, marcase objetivos, establecer metas y tratar de ir a por ellas. y es que Emprender no es montar una empresa; a lo mejor no hay que hacer tanto curso de creación de empresas, y sí alguno más de innovación, creatividad, liderazgo, gestión de personas, sostenibilidad, solidaridad, y otras habilidades que nos permitan poner en marcha cosas… las empresas vendrán después.

2. No dejemos sólo a los emprendedores que han decidido montar su empresa: no hay nada más desagradable y desmotivador que aprender a golpes. Si se acompaña al emprendedor con programas efectivos de menthoring y espacios dedicados a compartición de ideas, proyectos, pensamientos, y sinsabores, quizá se pueda fomentar una cultura de la consolidación y la sostenibilidad alejada de la burocracia, la financiación, y otras excusas fáciles que frenan nuestras ideas.

Emprender es una aventura, pero no comienza con montar una empresa, ni siquiera con la intención de hacerlo… deberíamos tener intención de emprender el 100% de la población…. y luego ya veremos quién monta una empresa… o no?, o, vosotros qué pensáis?

 

DeliciousEmailTumblrLinkedInTwitterFacebookPinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *