Emprendedores buscando financiación para empezar

que todos los problemas sean de dinero

Cuando en los cursos de creación de empresas o en los programas de iniciativa emprendedora en los que tengo la suerte de coincidir con emprendedores de muy diversas categorías solemos decir que a día de hoy el dinero no debería ser un problema para empezar, los participantes normalmente no se lo acaban creyendo y se mueren, poco más o menos, de risa.

Pues bien, ayer topé con un vídeo que argumenta, de forma muy clara y explícita, un caso práctico que puede ilustrar que, teniendo pasión, ganas, motivación, y un poquito de creatividad, la cosa puede cambiar del negro hacia otras tonalidades mucho más halagüeñas para nuestro negocio.

Para los que no lo conozcáis, Valentí San Juan (@valentisanjuan) pasó de apenas hacer deporte, a competir muy dignamente en Iron Man, Ultraman, y otros retos; es el tipo de emprendedores que no deja nunca de ponerse objetivos que le saquen de su zona de confort.

Y aquí, la explicación de cómo es capaz de financiar sus retos (seguro que es porque es rico):

y es que nadie dijo que fuese fácil, pero se puede con algunos puntos básicos que todo emprendedor debe analizar y que creo que Valentí explica de una manera muy explícita en el vídeo:

1. Objetivo y motivación claras: está claro que lo primero con lo que hay que contar es con las ganas de levantar o poner en marcha tu proyecto emprendedor; para ello, hay que tener un objetivo a medio o largo plazo, pero fácilmente subdividible en pequeños logros que sean alcanzables y a través de los cuales podamos llegar a la meta final.

Ese objetivo a medio plazo debe ser ilusionante y suficientemente motivador, y los pequeños logros deben ser suficientemente rentables, y aquí no estoy hablando sólo de aspectos económicos, como para mantener alto el grado de motivación.

2. Búsqueda de posibles socios y aliados: una vez que tengo claro hasta dónde quiero llegar y cuáles son las “metas volantes”, es la hora de hacer la lista de personas, aliados, y contactos que nos pueden ayudar con los pequeños hitos. Claro, para llegar a este punto, es muy útil habernos labrado durante tiempo nuestra red de contactos, fundamental para poder avanzar sin muchos recuros.

3. Definición de propuesta de valor sólida y clara: tengo que pensar qué puedo ofrecer o qué puede sacar cada uno de mis contactos a los que voy a pedir ayuda… qué pueden obtener de la colaboración? cómo puedo ayudarles? cómo hacer atractiva la propuesta? Ah!! y por supuesto, tratar que sea original, distinta, y llamativa… buscad vuestro “¡Qué tal, señora!” característico.

6. Atrevimiento: y claro, hay que atreverse a ofrecer las cosas; cuántas veces hemos fallado en la venta porque ni siquiera nos hemos atrevido a proponer las cosas…

7. Establecimiento de alternativas: tienes un plan B? hay que ser consciente que nuestra primera propuesta puede fallar, para lo cual necesitamos un plan B, un plan C, e incluso un plan X… algo de lo que podamos tirar cuando todo lo demás falle. Diferentes escenarios posibles ante diferentes situaciones financieras…

y sobre todo, contempla la posibilidad de apostar y arriesgar todo lo tuyo…

8. Cumplimiento de expectativas: por último, hay que comprometerse con el objetivo, y realmente ofrecer el valor que has propuesto. Imaginaos que Valentín no acabase las pruebas, o que fuese de aquellos emprendedores que se saltasen pasos del proceso… Compromiso y resultados en los primeros pasos, por muy pequeños que sean, son los que darán confianza a nuestro equipo, a nosotros mismos, y a los potenciales colaboradores que tienen que venir con posterioridad.

Qué os parece? Ya que yo a veces no lo consigo… os convencen las explicaciones y la gran sonrisa de Valentí? se pueden hacer cosas sin que el dinero sea un problema? yo creo que si, o no, o…. vosotros qué pensáis?

 

2 thoughts on “Emprendedores buscando financiación para empezar

  1. Si lo que dice tiene mucha razón, pero sigo pensando que España es de los peores países para emprender algo nuevo porque los poderes públicos sólo apoyan a los ricos de siempre.
    ¿Que nos queda? pues enfocarnos hacia la internacionalización en cuanto podamos.

    Por lo demás, no se como este hombre puede explicarse asi a la vez que corre porque si lo hago yo me pego un trastazo que no me reconoce ni mi madre.

    1. jajjjajaj!!! gracias por comentar, Olga! la verdad es que lo complicado para mi es hablar y correr a la vez, no por el trastazo, sino por el infarto 😉

      está claro que lo de España es un caso, pero ahí estamos los que vamos a cambiar las cosas a base de colaboración y cabezonería… cada vez estamos más cerca! y creo que desde iniciativas independientes, y desde abajo, se puede demostrar que aunque el apoyo institucional sea 0, cuando nos ponemos, somos campeones del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *